Resúmen Temporada 2015 – 2016 Equipo Infantil ADS – Jonás

La temporada 2015-2016 del equipo infantil ADS ha sido buena, siempre es un año complicado cuando se pasa del alevín al infantil, cambios de balón, cambios de la altura de la canasta,… Durante los primeros meses la adaptación fue dispar, mientras a unos no le supuso ningún problema, a otros les ha costado casi toda la temporada.
Ofensivamente, trabajamos el control y el manejo de la pelota con ejercicios de coordinación, con específicos de tiro, pelotas de diferentes tamaños y peso fuimos adaptando la mecánica de tiro y la puntería.

La evolución en la coordinación de pies y manos ha sido notable, sobre todo con balón, nos queda trabajar para la próxima temporada el manejo del balón en situaciones más reales, aplicar en el 1 contra 1 los cambios de dirección y de ritmo trabajados. En cuanto a los tiros a canasta, hemos pasado de tener problemas con las entradas, de no llegar al aro, a realizar entradas por los dos lados y conseguir tiros más lejanos. Todavía queda depurar más la técnica, pero el avance ha sido significativo. En cuanto a los pases en situaciones reales de juego, nos ha costado evolucionar, debido a la heterogeneidad del grupo, la adaptación del pase a cada uno de los jugadores nos ha ocasionado muchas pérdidas, y ha generado un exceso de individualidades durante los partidos, lo que afectó al trabajo de la táctica colectiva por la dependencia de los jugadores con más habilidades.

No ha sido hasta el final de la temporada cuando hemos dejado de perseguir y rodear el balón, y hemos empezado a jugar respetando los espacios, nos queda mucho que trabajar, pero ocupar mejor la cancha nos permite avanzar en el uno contra uno y en el “pasar y cortar”. El progreso en defensa también ha sido bueno, empezamos con la posición básica de defensa, los movimientos de pies y con el posicionamiento en el lado débil y fuerte, son conceptos que deben seguir trabajándose y ampliándose con el trabajo de las ayudas y los cambios, sobre todo en cuanto empiecen a aparecer los bloqueos.

En la defensa del uno contra uno algunos jugadores han desarrollado muy significativamente sus habilidades, el ataque al jugador que ataca nos ha permitido robar cada vez más balones, aunque a veces también ha permitido canastas fáciles. El bloqueo defensivo en el rebote es una tarea pendiente, aunque según avanzamos con el posicionamiento defensivo fue mejorando este aspecto. Hemos realizado numerosos ejercicios técnicos y tácticos que nos han permitido cumplir uno de nuestros objetivos, aprender y mejorar en el juego, aunque queda mucho por hacer, el balance es positivo.
El principal objetivo era divertirse y, aunque las derrotas no ayudan, los juegos durante los entrenos, el avance respecto a las habilidades individuales y la unión del grupo, junto con las últimas victorias, han dejado una buena sensación y el balance individual ha sido también positivo. Otro objetivo era hacer amigos, y aunque el grupo era mixto y heterogéneo, podemos darlo también por cumplido, pues la unión entre ellos ha ido creciendo según se iban conociendo mejor.
A nivel personal, en este primer año, me siento muy satisfecho tanto con el grupo como con el club, aunque siempre podemos seguir mejorando y aprendiendo. Espero que después de este año de transición, siempre complicado, los chicos y chicas continúen su progresión y sigan disfrutando del baloncesto en la temporada que está a punto de comenzar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.